ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 50€

EN TU ESCRITORIO EN 72 HORAS

FABRICADO Y DISEÑADO EN ESPAÑA DE FORMA SOSTENIBLE

Mejora la calidad de tu trabajo de escritorio

Si eres una mujer de escritorio, ponte cómoda y continúa leyendo que esto va a interesarte.

Como nosotras, es muy posible que pases una media de 8 a 10 horas sentada en tu escritorio todos los días y del mismo modo que no elegirías un jersey roto o sucio para llevar durante ese tiempo, tampoco quieres estar en un escritorio que no te encante, ¿a qué no?

Tener un lugar desordenado o caótico afectará en tu rendimiento general sin que te des cuenta. Pero si por el contrario organizas tu zona de escritorio bien, tu bienestar emocional se verá reforzado. Vamos a contarte algunas cosas para mejorar tu día a día y, por lo tanto, ser un poquito más feliz.

Escoge un lugar con muy buena luz

Primero tienes que buscar un lugar en la casa: un lugar con luz y que te permita trabajar y tener vida a la vez. Puede ser un cuarto que no uses, un rincón en el comedor o en tu propia habitación. Tu sabes dónde y cómo estarás perfecta. El tamaño no importa, así que prioriza el sitio que te gusta y vamos a hacerlo posible. Tienes que sentirte cómoda, así que este paso es muy importante.

Si no dispones de espacio, te recomendamos que busques un coworking en tu ciudad o un despacho para alquilar. Son una muy buena opción ya que nuestros pisos o casas cada vez son más pequeños.

verbbena-inspo (2)
verbbena-inspo (1)

Bien, una vez elegido el lugar pregúntate: ¿el color de esta pared me gusta? ¿la luz que tiene es suficiente? El color es tan tan importante que deberías plantearle pintar o redecorar el espacio si no te gusta. Si la mejor opción no es pintar, llena la pared con las láminas de Verbbena que irán en tu suscripción los próximos meses. Puedes también colocar unos farolillos y montarte tu propia verbbena. 

Si el lugar que has elegido no dispone de buena luz (a nosotras nos pasa esto) la elección de un flexo será crucial. Nosotras hemos optado por un flexo que de luz fría y caliente. Usamos la luz caliente cuando ya no hay sol en la calle y la fría por la mañana. No sabemos la explicación científica, pero esta elección ha sido muy buena y regulamos la luz en base a nuestro estado energético. Hemos descubierto que trabajar solo con la luz del flexo es súper inspirador.

Calidad,

color

y tamaño

El siguiente paso será la elección de la mesa. Las características más importantes a la hora de la elección serán: calidad, color y tamaño. La calidad de la mesa es crucial y cuando hablamos de calidad, queremos decir: que no se mueva cuando escribes. Es decir, que sea estática. Una opción muy en auge últimamente es la de utilizar un tablón de madera con unos caballetes: económica y fácil.

Cuando lo anterior está resuelto, vamos con el orden de tu escritorio. Ten en cuenta el espacio y tus movimientos. Coloca todo en función del uso, es decir, si tienes material de oficina que sea de uso menor, puedes almacenarlo en las cajas de Verbbena y tenerlo a mano en un cajón, por ejemplo. Ten siempre en tu campo de visión aquello que te resulte bonito, que te guste mucho. Por ejemplo, nosotras siempre tenemos un cuaderno, la agenda, calendario y un bote de bolígrafos y subrayadores. 

Como decíamos antes, el orden es muy importante para que tu mente trabaje o cree en paz.

Disfruta del proceso, crea tu mini hogar de trabajo con calma.

 

Facebook
Twitter
LinkedIn

¡No te quedes sin tu cajita!

Informate sobre las suscripciones a Verbbena y déjate sorprender por un set de productos de papelería cada mes.